Iris & Marc

"Una boda vintage" - Boda Mas Noguer

Boda Mas Noguer Girona - El taller de nice day - El ramo volador
Boda Mas Noguer Girona - El taller de nice day - El ramo volador
Boda Mas Noguer Girona - El taller de nice day - El ramo volador
Boda Mas Noguer Girona - El taller de nice day
Boda Mas Noguer Girona - El taller de nice day - El ramo volador
Boda Mas Noguer Girona - El taller de nice day - El ramo volador
Boda Mas Noguer Girona - El taller de nice day - El ramo volador
Boda Mas Noguer Girona - El taller de nice day - El ramo volador
Boda Mas Noguer Girona - El taller de nice day - El ramo volador
Boda Mas Noguer Girona - El taller de nice day
Boda Mas Noguer Girona - El taller de nice day - El ramo volador
Boda Mas Noguer Girona - El taller de nice day - El ramo volador
Boda Mas Noguer Girona - El taller de nice day - El ramo volador
Boda Mas Noguer Girona - El taller de nice day - El ramo volador
Boda Mas Noguer Girona - El taller de nice day - El ramo volador
Boda Mas Noguer Girona - El taller de nice day - El ramo volador
Boda Mas Noguer Girona - El taller de nice day - El ramo volador
Boda Mas Noguer Girona - El taller de nice day - El ramo volador
Boda Mas Noguer Girona - El taller de nice day - El ramo volador
Boda Mas Noguer Girona - El taller de nice day - El ramo volador
Boda Mas Noguer Girona - El taller de nice day - El ramo volador
Boda Mas Noguer Girona - El taller de nice day - El ramo volador
De principio a fin Boda Mas Noguer Girona - El taller de nice day - El ramo volador
Boda Mas Noguer Girona - El taller de nice day - El ramo volador
Boda Mas Noguer Girona - El taller de nice day - El ramo volador
Boda Mas Noguer Girona - El taller de nice day - El ramo volador
Boda Mas Noguer Girona - El taller de nice day - El ramo volador
Boda Mas Noguer Girona - El taller de nice day - El ramo volador
Boda Mas Noguer Girona - El taller de nice day - El ramo volador
Boda Mas Noguer Girona - El taller de nice day - El ramo volador
Boda Mas Noguer Girona - El taller de nice day - El ramo volador

La boda de Iris y Marc siempre la recordaré de una manera muy bonita y especial, la historia de este par de guapos empezó en Berlín, y como no podía ser diferente, Marc le pidió matrimonio, también en Berlin.

Organizar y decorar su boda fue una verdadera gozada, en las fotos se puede percibir ese estilo tan vintage y auténtico que ellos desprenden.

Aunque tuvimos que optar por el plan B por la amenaza del mal tiempo, no podría haber quedado una ceremonia más romántica y acogedora, y es que emocionaba a cualquiera.

El banquete se celebró en un antiguo granero, decorado con balas de paja y luces por el techo, las mesas llenas de flores silvestres y eucalipto destacaban, sin duda una gran boda a recordar.